martes, 20 de agosto de 2013

Adios al Embajador del Timbrado en América: Falleció Alvaro Guillén


Hace un poco mas de tres semanas le visitaba, en mi estancia anterior no lo había hecho así que el remordimiento de conciencia me carcomía, esta vez algo me apremiaba a verle a como diera lugar, así que forcé un espacio de mi tiempo y me encaminé hasta Batalla del Salado. 

Le llamé por el móvil y me contestó él, lo saludo y le increpo: estoy en Madrid, quieres que vaya a verte? me responde que si, que claro, me cuesta entenderlo pero de alguna manera en mi mente, su respuesta es la misma de siempre: Claro! Ven, aquí estoy. En el camino comienzo a pensar en muchos momentos compartidos con Alvaro, sobretodo en el ocaso de su vida, de mente rápida, agudo instinto comercial, siempre un caballero supo siempre ser el punto focal entre muchas tendencias en el mundo del timbrado español.  En su casa escuché discontinuos de Asturias, pájaros con tendencia clásica muy marcada, de su natal Badajoz o Valencianos provenientes de otros grandes timbradistas como Francisco Aroca. Así que hace un par de años, cuando me pidió que le regalara uno de mis canarios, no solo lo hice con gusto sino también con el orgullo que quizás siente un alumno cuando el maestro le pide un trabajo.

Celebrando su nonagésimo cumpleaños
 Toco el timbre y me atiende una voz femenina, subo con impaciencia y encuentro la puerta entreabierta como tantas veces, entro titubeante, la disposición de los muebles ha cambiado desde la última vez, en el lugar donde por tanto tiempo estaban las jaulas de cría yace Alvaro en una pequeña cama, gira levemente la cabeza hacia mi y sonrie.  Ya valió la pena haber venido, dije para mis adentros. Esta muy débil y le cuesta mucho hablar y a mi entenderle, pero inicia la conversación como tantas otras veces: ¿cuantos has criado este año? ¿ Qué has sabido de tal o de cual? La lista por la que siempre ha preguntado es amplia, desde su incondicional Carmelo Gil en Venezuela hasta sus preciados amigos y jueces Carlos Castellanos y Carlos Dacarett  y su fiel Alberto Berrios terminando en sus amigos del Club Timbrado de Madrid que son muchos. 

Estoy sentado en una silla al borde de su cama, levanto la cabeza brevemente, recorro en un instante todas las paredes de aquel cuarto anteriormente repleto de jaulas y desbordando trofeos. Las paredes están vacías infestadas de la prístina pintura blanca, apenas quedan dos o tres trofeos, en una de las paredes del fondo hay una foto con la caratula de un disco, uno de aquellos primeros donde las grabaciones de sus ejemplares eran la referencia del canto timbrado clásico. 

En casa de Álvaro en el año 2006


Por primera vez en muchos años, desde que la visitaba, no se oían los cantos de los timbrados. Había un vacío,  le miro y me coge de la mano, apenas puede apretar, el me mira y me dice: os quiero mucho a todos. Luego me dice, mira, no hay pájaros viendo hacia las paredes, entonces me acuerdo lo que varias veces me había señalado: el día que no pueda criar mis canarios me moriré.

Paco Alvarez y Alvaro Guillen

Me despido, es difícil, le pregunto a la mujer que le atendía ese domingo si sabía que decían los médicos, no tenía idea. Saliendo por el portal sabía que no volvería.  Es seguro que allá en el cielo ya empezaron la cria de timbrados y pronto vendrán los concursos, buen juez les ha llegado, pero sobretodo que gran persona acaban de recibir. ¡Adios Amigo y Maestro Álvaro!


Entrada anterior sobre Alvaro Guillen Garcia por Ernesto Ramos




Video de desayuno en concurso Timbrado de Madrid por Juan Matilla en el año 2008, aquí podreis ver a Don Alvaro Guillén brindando y algunas imagenes de Agustin Priego, también recientemente fallecido.








Galería de Fotos  (Álvaro Guillén)





Álvaro Guillén y Luis María Paniagua


Los Paniagua con Álvaro


Con Álvaro en su casa


Con Pani, Álvaro y Domingo

Con el primogénito de Miguel A. Hernández Paniagua




Álvaro con Alberto Berrios y Tomás Valenzuela


Homenaje en CTEM




Identificación como Juez, Mundial de 1985



Anuncio en Revista 



Carlos Castellanos y Álvaro Guillén


Una de las cintas de cassete con el canto de timbrados

Enjuiciando con Luis Ferro en el mundial de Piacenza 1993


Carnet de SOM de Álvaro Guillén


Una comida con la Familia Paniagua y Álvaro




Entrevistado por José María Iñigo a mediados de los 70's


Inicios del Club Timbrado de Madrid

Reunión de la Sociedad Ornitológica de Madrid


Álvaro en el mundial de Las Palmas en 1992


Álvaro en el mundial de 1996


































No hay comentarios:

Publicar un comentario