miércoles, 15 de mayo de 2013

Introducción al Timbrado Isabela



Este artículo ha sido sustituido y actualizado por el siguiente:


No es mi intención en esta entrada hacer una disertación magistral  hurgando en los detalles del funcionamiento de los mecanismos de transmisión hereditaria, pero si, construir una explicación práctica del referido a la herencia ligada al sexo y en particular detallarla en el canario Isabela, pigmentación que despierta una curiosa atención en los criadores de canarios timbrados.

Para los criadores veteranos, este es un tema trivial, quizás no tanto en los aspectos teóricos pero sí en los prácticos; es decir, saben cómo cruzar los canarios para obtener y preservar la pigmentación Isabela en sus aves pero muchos desconocen los fundamentos de genética que sustentan estos emparejamientos. Para los criadores noveles es motivo de curiosidad obligada y  ello me anima a explicar de la manera más fundamental los conceptos rodeándolos del mayor pragmatismo posible.



 Las primeras referencias a la coloración Isabela en los canarios fueron señaladas hace poco más de 300 años, en particular en 1709 fue descrita por Hervieux en su singular libro Traite des Serins de Canarie[i]. El color Isabela viene dado por la presencia  de un rasgo en la pigmentación de la melanina cuya  transmisión está ligado al sexo. Dividamos la tarea en dos partes, la primera entender el significado de transmisión hereditaria ligada al sexo y la segunda aplicarlo a la pigmentación Isabela. Un canario de sexo masculino posee dos cromosomas idénticos en casi todas sus células, llamemos a estos cromosomas x y por lo tanto, nos referiremos a los canarios machos de ahora en adelante mediante la nomenclatura xx.

Un canario hembra ( o cualquier ave de sexo femenino en general) posee uno de estos cromosomas x el cual esta enlazado con otro cromosoma que llamaremos y. Así que para efectos prácticos, denominaremos a una canaria mediante la nomenclatura xy para hacer referencia al sexo del animal y a caracteres ligados al sexo. Aquí podéis apreciar que al tener los dos cromosomas iguales el macho, es realmente la hembra la que determina el sexo en los emparejamientos.

Así que si cruzamos un canario macho xx con una hembra xy observamos que el cruce producirá (con un número suficiente de muestras) un 50% de machos (xx) y un 50% de hembras (xy). Veamos:


El cromosoma que contiene la pigmentación Isabela es el cromosoma x, además sabemos que la hembra solo contiene uno de estos caracteres, si además usamos la nomenclatura xC  si el cromosoma contiene el carácter Isabela, entonces a una hembra Isabela la podemos referenciar mediante la nomenclatura xCy mientras que a una hembra ancestral (llamemos así a una hembra que no posee el carácter Isabela) la podremos referenciar mediante xy.  Las hembras, no pueden ser portadoras de un carácter ligado al sexo, ya que los genes recesivos, se expresan aunque estén en un único gen dado la falta del alelo en el cromosoma sexual homólogo.


Los canarios macho posee dos cromosomas sexuales xx, dado que el carácter Isabela es recesivo con respecto al ancestral para que un macho sea fenotípicamente Isabela, debe contener el carácter Isabela en sus dos cromosomas sexuales, es decir,  que a un macho Isabela lo podremos referenciar como xCxC.
Si el canario macho posee el carácter Isabela en uno de sus cromosomas xCx, fenotípicamente lucirá como el gen dominante así lo indique. 
Basándome en esta nomenclatura a continuación mostraré los resultados de todos los posibles cruces:

1.- Cruce de un macho Isabela con una hembra Isabela:



100% de los pichones serán isabelas, 50% Machos y 50% hembras.

Si queremos saber las posibilidades de cruce de los diferentes tipos de isabelas, a saber: Isabela oro, Isabela plata, Isabela Pio Plata e Isabela Pio oro, estos serán los posibles resultados:



b) Macho Ancestral con Hembra Isabela



Todos los machos serán ancestrales pero portadores del carácter de Isabela mientras que todas las hembras serán ancestrales.

c) Macho portador de Isabela (X xC) con hembra Isabela (xCy)



De los machos 50% serán portadores y 50% isabelas, de las hembras 50% ancestrales y 50% isabelas.

d) Macho Isabela con hembra verde




Todos los machos ancestrales pero todos serán portadores mientras que toda la descendencia que sea Isabela será hembra.

e) Macho ancestral portador con hembra ancestral



Todos los machos serán ancestrales, de ellos 50% serán portadores, 25% serán hembras ancestrales y 25% hembras isabelas.

Vuelvo a insistir en que estos porcentajes son precisos en la medida en que aumenta el tamaño de la muestra estadística, así que por ejemplo de una nidada del último cruce descrito, es decir de un macho ancestral portador con una hembra ancestral podemos obtener una nidada completa de isabelas (todas serán hembras) o una de machos ancestrales verdes.

En cuanto al valor canoro de los canarios que presentan este tipo de pigmentación, hay muchas leyendas urbanas o en todo caso mitos que establecen que no son ejemplares de mucha calidad, claro está, esto es falso, son los mismos que también afirman que el buen timbrado es verde, ambos son probablemente producto del número de  observaciones o muestras, es decir, hay muchos timbrados verdes y pocos isabelas. Ahora bien, si llegamos a los ejemplares isabelas con los cruces correctos buscando los aspectos geneticos que contribuyan a mejorar la capacidad de ejecución o la de aprendizaje, obtendremos muy buenos ejemplares de cualquier color o pigmentación.

Espero haber contribuido a que algunos de vosotros sobre todo los noveles entendáis como obtener las diferentes pigmentaciones de isabelas o las razones por las cuales un determinado cruce nos arroja isabelas oros o platas o machos portadores de Isabela.



[i] Tratado del Canario, en particular os puedo decir que ha habido una reedición de este clásico y que podéis obtener una versión en inglés de mismo a través de amazon (http://www.amazon.com/treatise-canary-birds-Containing-beautiful-translated/dp/1170541208/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1360380888&sr=1-1&keywords=1170541208)  

11 comentarios:

  1. excelente articulo don Ernesto saludos desde su otra patria Venezuela.

    ResponderEliminar
  2. Ernesto, es la primera vez que leo un artículo donde se explica con detalle el cruce de los isabelas. Es cierto que es un tabú acá en Colombia, todo lo relacionado con la cría de los isabelas. Buen artículo. Esperamos que continúe con estos temas que son muy interesantes para sus seguidores. Un saludo desde Cartagena Colombia

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante . Me gusta el color isabela. Gracias por compartirlo .un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante . Me gusta el color isabela. Gracias por compartirlo .un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Ernesto, una duda: si apareo un macho isabela con una hembra amarilla qué resultados obtendré en proporción de machos y hembras?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el caso b, arriba explicado. Un saludo Antonio



      Eliminar
    2. Con tu permiso Ernesto Ramos. No es el caso b, de echo el caso b está errado. Se están juntando un canario malánico (el isabela) con un canario lipocrómico (el amarillo) por lo que el resultado es del 100% canarios pios (u overos como se les llama en otros sitios) en los cuales la parte melánica de las hembras sería de color isabela y la parte lipocrómica de color amarillo. En el supuesto de que no hubiese crosing over (hablado de isabelas). De haber crossing over, en las hembras que lo hubiese, la parte melánica sería del color ancestral (verde).

      Si los isabelas son a los que se refiere este artículo (es realidad se refiere a los brunos mal llamados isabelas), seguirian siendo pios pues el bruno es un factor melánico pero la parte melánica de las hembras sería de color bruno (o canela, como prefieras).

      La parte melánica de los machos, en ambos casos, sería de colos ancestrel (verde).

      Un saludo a ambos.

      Eliminar
    3. Hola, la respuesta correcta es el caso D (confusion mia al responder)

      Eliminar
  6. buenas tardes sr. Ernesto comienzo el 2015 con parejas de isabelas para mis crías 2016 con su explicacion mi porcentage seria 50/50 de isabelas xy / xx un saludo desde cabudare estado lara venezuela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Roa, con XX o XY (en aves en realidad es ZZ y ZW) solo dices que el porcentaje es de 50% machos y 50% hembras y sí estadísticamente hablando eso es correcto lo cual no deja de ser una estadística, lo que quiere decir es que a mayor número de ejemplares nacidos más cercano a la probabilidad del 50%. Lo que no entiendo es que tiene que ver que la mitad, por estdística, sean hembras y la otra mitad macho con la mutación isabela.

      Por cierto, aunque el título del artículo sea "Introducción al timbrado isabela" en realidad es incorrecto pues en realidad el artículo de lo que está tratando es del la mutación bruna (bruno en España, canela en sudamérica, cimmaron en los países de habla inglesa).

      Eliminar
    2. Como bien apunta Jose Carlos y como me señalo oportunamente hago varias aclaratorias:
      1.- El articulo sobre el que se opina fue sustituido en el 2014 por uno donde se usa la notación correcta de ZZ/ZW para la aves. VEr http://timbradospanama.blogspot.com/2014/07/el-timbrado-isabela-version-revisada.html

      2.- Efectivamente la mutación debe ser denominada Bruno y no isabela, es una costumbre erronea denominarla asi pero a su vez ya extendida en el mundo del timbrado. Lamentablemente no he podido corregir la totalidad de articulo por falta de tiempo, de hecho escribo poco ultimamente,

      Gracias Jose Carlos por ambas aclaratorias.

      Eliminar