lunes, 22 de abril de 2019

Curiosidades de la cría (I)


Los últimos serán los primeros

Los criadores que practican el uso de huevos artificiales para la sincronización de nacimientos de la puesta, con frecuencia observan que, a pesar de haber devuelto todos los huevos originales de forma simultánea, los nacimientos no ocurren a la vez. Curiosamente, el orden de eclosión es inversamente proporcional a la secuencia de la postura. Esto es debido a que cada día de almacenamiento retrasa la eclosión en unos minutos (en ocasiones, horas), obviamente, este retraso es despreciable en comparación con el impacto en la supervivencia de los nacimientos asíncronos.  Habrá algún criador que sostenga que, en más de una ocasión, no ha reemplazado los huevos y obtuvo nacimientos síncronos. 

La variable que entra en juego en esos casos es la incubación óptima, cuyo inicio es inconstante y depende en gran medida del grado de celo de la hembra, entre otros factores. La incubación óptima se produce cuando la hembra es capaz de producir de forma sostenida, a través de la placa incubatriz, el calor suficiente para romper el cero fisiológico, definido como la temperatura a partir de la cual comienza el desarrollo del embrión. Así mismo, periodos de almacenaje superiores a los 7 días incidirán en la viabilidad del embrión, circunstancia que solo se presentará en el caso del uso de nodrizas o sincronización de las puestas de varias parejas.

Podemos tener casos variables, una hembra que pone tres huevos en secuencia Inter diaria y que todos los nacimientos de la puesta sean síncronos mientras que en otra postura de secuencia Inter diaria los nacimientos se suceden con un día de por medio. Como es difícil predecir cuando comienza la incubación óptima en una determinada hembra, es en altísimo grado recomendable, el uso de los huevos artificiales. Anecdóticamente uno de los motivos que me impulsó a investigar los intríngulis de la incubación fue el comentario de un criador que sostenía que él solo podía retirar los huevos muy entrada la noche, al retornar de su trabajo, sosteniendo que igual manera lograba nacimientos síncronos. Una señal de advertencia para aquellos, que, como yo, en un principio, salen corriendo a retirarlos apenas eran puestos.



Eliminando el infame doré

Este es el segundo año que logro evitar la aparición del infame doré, la maldición que tiñe a nuestros noveles de intensos matices anaranjados sugiriendo subrepticiamente cruces con ejemplares de factor rojo, y por ende, haciéndolos candidatos a la descalificación. Aunque es muy remoto que un ejemplar con cruce cercano con individuos de factor rojo pueda ejecutar con la brillantez necesaria un repertorio complejo propio de un timbrado, la aplicación automática del reglamento de al traste con el trabajo de meses por parte del criador. La aparición del doré en el timbrado es de reciente data y coincide con el uso de colorantes en avicultura de producción y en otras industrias como las piscifactorías para lograr un producto de mayor coloración y por ende mas atractivo para el consumidor. Irónicamente, la realidad es lo inverso, aquellos huevos con coloración más rojiza son las que presentan una mayor incidencia de colorantes artificiales claramente perniciosos para la salud.



El impacto de los alimentos que contienen colorantes artificiales se centra en aquellos ejemplares con plumaje de fondo “verde”, es decir amarillos, píos y verdes, sin distinción entre noveles y adultos. Y no importa que tan puro sea el ejemplar de timbrado español, el colorante artificial lo afectará irremediablemente.

Algún criador avezado pudiera argüir que existen muchos productos consumidos por nuestros canarios que aportan doré, y cito como ejemplo el brécol y la zanahoria. La realidad es que solo aquellos ejemplares con factor rojo en su genética serán afectados por el consumo de estos productos que contienen caroteno de forma natural mientras que las aves que reciben en su alimentación productos que contienen colorantes artificiales como los huevos y ciertas pastas de cría adquirirán doré en su plumaje.  La disponibilidad de pastas blancas o exentas de doré elimina el riesgo de igual manera el uso de huevos producidos en granjas ecológicas garantiza el resultado. Recordemos que el primer digito que viene impreso en los huevos indica el tipo de alimentación de las ponedoras y por ende su origen.

De cualquier manera, no en todas las latitudes se consiguen las pastas exentas de doré ni tampoco los huevos se marcan adecuadamente con su procedencia. Mi solución en particular se basó en suspender el uso de huevos de cartón y de pastas, reemplazándolos por una pasta casera y brécol, no es precisamente un sistema más económico, pero si garantiza la no aparición del temido doré.

El debate sobre antibióticos y el cebado manual


El uso de antibióticos durante la cría es sin lugar a dudas un tema polémico. Mientras que un grupo de criadores sostiene que es perjudicial para la cría ya que su uso continuado genera resistencia del organismo a los antibióticos, por ende, dejando sin recursos a los criadores frente a enfermedades, que, en otras circunstancias, serían fácilmente tratables. Es difícil definir el grado de mengua de la resistencia a los antibióticos, pero no puede negarse la existencia del problema.  En mi opinión, el factor crítico yace en que, si uno ha tratado y preparado adecuadamente a los ejemplares para la cría, se hace innecesario el uso de antibióticos. Desafortunadamente no es mi caso, la falta de tiempo y mis constantes viajes me dificultan la preparación adecuada y sistemática para la cría, si a ello le sumamos la presencia de altas temperatura y de humedad en mi aviario, constituyéndose un caldo de cultivo para ácaros y diferentes tipos de bacterias no me queda mas remedio que recurrir a la famosa oxitetraciclina adicionada con vitaminas, una suerte de Tabernil Cría del de antaño que garantiza la supervivencia de la mayoría de los pichones.

Me gustaría dejar a las nidadas a su suerte y que sobrevivan aquellos ejemplares de mayor fortaleza, pero siendo yo responsable de la situación y criando en un periodo tan corto de tiempo no puedo darme ese lujo. Quizás el efecto de esta práctica pase su factura con el pasar del tiempo, y quizás sea el precio que pagar eventualmente, pero hasta ahora solo ha sido una garantía de cierto grado de éxito en la cría. Entre tanto, cada vez que evalúo la situación me acuerdo de una conversación de la frase lapidaria del entrañable Álvaro Guillén García:

- ¿y a ti como se te ocurre criar sin Tabernil Cría? – con razón te va mal……… y tenía razón, de alguna manera. En fin, cada maestrillo con su librillo.

Tampoco deja de ser polémico el tema del cebado de los pichones, hábito que, defiendo a ultranza y si dispongo de suficiente tiempo, ejecuto rigurosamente entre los días 2 y 10 de vida de cada nidada. Sobre el décimo día de vida los pichones suelen adoptar la actitud criptica (como bien la bautiza Miguel del Pino Luengo en “La Cría del Canario”) en respuesta a lo que consideran una amenaza. La práctica del cebado me ha traído muchísimas satisfacciones no solo traducidas en salvar polluelos destinados a morir bien sea por inexperiencia de la canaria o por tratarse de nidadas numerosas en las que existe una competencia feroz entre los hermanos. Si bien es cierto una buena canaria gestiona con solvencia una nidada copiosa, el ayudarla cebando una o dos veces diarias contribuye a mitigar el desgaste de saciar unos polluelos cada vez más exigentes en su demanda alimenticia. Y para no dejar a duda, varios de los mejores ejemplares que he obtenido lograron sobrevivir mediante el cebado.
Se bien que a muchos de los criadores experimentados poco le habrán aportado estas líneas, pero me debo a los aficionados noveles, a quienes espero que los infortunios de la cría no debiliten su motivación.


sábado, 9 de febrero de 2019

La aprobación de la madre: clave para tener éxito con el canto (publicado en la Vanguardia el 4/2/2018)

Los diamantes cebra machos perfeccionan sus canciones gracias a sus madres
que les indican con movimientos si les funcionará para atraer una hembra





Imaginar un adolescente humano pidiendo la aprobación de su madre para poder ligar es algo insólito actualmente, pero en el reino animal existen especies que la necesitan. Así se desprende de un nuevo estudio científico, publicado en la revista Current Biology y llevado a cabo por Samantha Carouso-Peck y Michael Goldstein desde la Universidad de Cornell (EEUU), donde se ha estudiado el aprendizaje del canto de los diamantes cebra (Taeniopygia guttata).
Esta es la primera vez que se ha demostrado que los pájaros cantores, que se pensaba que eran meras máquinas de memorización, utilizan señales sociales para aprender. Un tipo de aprendizaje activo que comparten estas aves, primates como los titíes y los humanos. Además, el hallazgo sugiere que otras aves cantoras también podrían aprender sus melodías de esta manera, y que los diamantes cebra son modelos ideales para estudiar el desarrollo del lenguaje.
”Los diamantes cebra femeninos desempeñan un papel importante en el aprendizaje masculino, de alguna manera incluso compiten con los tutores masculinos”, explica Karl Berg, ecólogo de la Universidad de Texas en Brownsville, que no participó en el estudio.
La comunidad científica sabía que las hembras de tordo cabecicafé(Molothrus ater) realizaban movimientos rápidos para aprobar las canciones de los machos jóvenes ( como en el caso de los diamantes cebra solo los machos aprenden a catar). Los científicos de la Universidad de Cornell descartaron la idea que estas señales sociales de los tordos fueran un comportamiento aislado y por eso decidieron estudiar los diamantes cebra. Ambas especies de aves comparten la característica de ser muy sociables y de usar su canto para atraer parejas.
Carouso-Peck y Goldstein seleccionaron nueve pares de hermanos de diamantes cebra que fueron criados por sus padres hasta los 35 días de edad y que se iniciaban en el aprendizaje del canto a través de sus padres. Durante una hora diaria a lo largo de 25 días, cada hermano cantó solo en una cámara de sonido equipada con un monitor de video y una cámara. Cada vez que cantaban, un científico reproducía un video de un diamantes hembra adulta sin relación que erigía sus plumas y movía la parte superior de su cuerpo rápidamente de lado a lado. Al mismo tiempo, el científico reprodujo el video para el otro hermano, incluso si no estaba cantando.
Cuando los pájaros maduraron sexualmente a los 90 días de edad, los científicos compararon las canciones de los machos jóvenes con las de sus padres. Los pájaros que recibieron aprobación femenina en respuesta a su canto fueron mucho más precisos que sus compañeros, con ocho de las nueve melodías más acústicamente similares a las de sus padres.
”Hemos demostrado que un joven diamantes cebra macho no está aprendiendo su canción a través de la mera imitación”, explica Goldstein. “Lo está aprendiendo de su madre, que ama la canción de su padre y se emociona y excitada al oírla”.
Según los científicos, este aprendizaje activo se asemeja mucho a cómo los bebés humanos aprenden a hablar, lo que hace que estos diamantes sean incluso mejores modelos para estudiar la adquisición del lenguaje.
Para un diamante joven, la aprobación materna significa que probablemente tendrá éxito en su objetivo principal de la vida: atraer a una compañera y reproducirse.
Artículo científico de referencia:
Female Social Feedback Reveals Non-imitative Mechanisms of Vocal Learning in Zebra Finches Samantha Carouso-Peck y Michael H. Goldstein. Current Biology. Published: January 31, 2019


martes, 8 de enero de 2019

Resultados del Mundial 2019 de Zwolle (Holanda) TImbrado Original



Individual

Oro         Javier Lobato      93
Plata       Javier Lobato      93
Bronce   Javier Lobato      91

Duos(*)

Oro          Juan Carlos Blanco             182
Plata        Emilio Martinez Corrales   180
Bronce    Moises Pérez  Gónzalez       179       

(*) Puntuación sin armonía, ya que ésta no forma parte del reglamento COM para enjuiciamiento de DUOS (gracias al juez Julio Hernández Picazo por la aclaración.

Equipos

Oro          JURADO PEREZ, ANTONIO              361
Plata        TSOPANOGLOU IOANNIS                 361
Bronce    TSOPANOGLOU IOANNIS                 360






lunes, 7 de enero de 2019

Reconocida oficialmente como raza el "Cantor Español"

Bajo el escenario del mundial del 2019 que se celebra en la ciudad holandesa de Zwolle se acaba de constituir como raza el "Cantor Español" al pasar su tercer año de reconocimiento. Es una buena noticia para la ornitología española y con fe espero que este reconocimiento sirva como efecto multiplicador dentro de la canaricultura española y se extingan las diferencias entre los aficionados de las diferentes tendencias. Que cada quien crie lo que quiera. Cada quien en su casa y Dios en la de todos. Una vez más felicitaciones.














Los miserables: elogio del canario doméstico , un artículo de Miguel del Pino Luengo

Siempre es grato mantener contacto con los lectores que comentan o polemizan acerca del contenido de los diferentes artículos que semanalmente tengo el honor de publicar en estas páginas sobre temas ecológicos; la gran mayoría son extraordinariamente amables y enriquecen con sus opiniones los contenidos, pero en algunos casos aislados no ocurre exactamente así, si bien todos los agradecemos.
Recientemente un lector, más pertinaz que amable, me llamaba "miserable" por disfrutar con "el eterno cautiverio de los canarios sólo para deleitarme con su canto"; pues bien, hablemos de esos "miserables" entre los que, efectivamente, me cuento.

Los "miserables" que practicamos el arte de criar canarios en nuestros hogares somos decenas de millones en el mundo; y en España, en concreto, hay más de tres millones de canarios anillados. Hay canaricultura prácticamente en todo el orbe, y la mayor parte de los países donde se practica cuenta con razas propias seleccionadas por sus aficionados, el "hoso japonés" o el "arlequín portugués" serían ejemplos en este sentido.
España cuenta con varias razas propias reconocidas por la Confederación Ornitológica Mundial, como los llamados "raza española", "timbrado español", "canto español". "giraldillo", "llarguet" y "rizado sevillano", por no citar más que algunos ejemplos.
Debemos sentir orgullo de que todos los millones de canarios que actualmente se crían en el planeta, que son tantos que hasta ha sido necesario diversificar los campeonatos mundiales en hemisferio norte y hemisferio sur, procedan del canario silvestre oriundo y endémico de nuestras maravillosas "Islas afortunadas", de las que ha recibido el nombre.
También es gratificante que a pesar de haber aportado la especie canaria esta verdadera maravilla al mundo de la domesticidad, los canarios silvestres no están en peligro de extinción en su paraíso insular, donde son objeto de un escrupuloso plan de conservación que ha evitado la captura de ejemplares. Todos los canarios se crían en este momento en domesticidad y llevan así más de quinientos años, a través de las sucesivas generaciones, de manera que son ya tan domésticos como pueda serlo una gallina.
El fenómeno del rechazo a la cría de pájaros domésticos procede de la mala información, por no decir "desinformación" que padecen muchos ultras del mundo llamado "animalista". Quienes sueñan con abrir las puertas de las jaulas y liberar a sus ocupantes ignoran que en libertad apenas sobrevivirían unas horas: los canarios son verdaderos animales domésticos.
Los "miserables" que criamos canarios efectivamente nos sentimos extasiados ante su canto y su belleza, pero sobre todo ante sus bellas costumbres domésticas y sobre todo reproductoras. La cría de canarios y el desarrollo ante nuestros ojos y en nuestros hogares del complejo ritual de apareamiento, nidificación y alimentación y cuidados que prodigan a sus pequeños son una extraordinaria lección de educación ambiental.
Plagas ya lejanas en el tiempo y la cultura que acosaban a los pajarillos silvestres, hasta hace pocas décadas, como el tirador, la escopetilla, la liga o el expolio de nidos, son impensables en quienes, en edad infantil, hayan contemplado en sus casas el espectáculo de la cría de los canarios.
Los "miserables criadores" acostumbran a preparar con verdadero mimo los jaulones y los materiales para la cría; es tradicional al llegar la primavera elegir los reproductores, basándose esta elección en los notables conocimientos genéticos, no sólo empíricos, que los amantes de los canarios han obtenido mediante la práctica de su afición.
Los primitivos "verdegais", o canarios silvestres, se han diversificado en tantas razas que el propio Darwin se asombró de ello y obtuvo datos relevantes para su "teoría de la evolución" a partir de sus observaciones sobre la canaricultura.
Los científicos han obtenido también información interesante a partir de la diversificación de los canarios: el estudio de las mutaciones de sus pigmentos, especialmente de los oscuros o melánicos, permite albergar esperanzas de conocer mejor los mecanismos de síntesis de los mismos y de sus aberraciones, todo ello importante para entender fenómenos como el del "melanoma", extrapolable a nuestra propia especie.
Pero los "miserables" que disfrutan con la canaricultura no son sólo científicos, sino, sobre todo miembros de los estratos más populares de la sociedad; especialmente grato para ellos es preparar como mimo las pastas para la cría de los pichones, los vegetales frescos y las escrupulosas mezclas de semillas. No perece tan difícil pedir que su labor sea entendida y respetada.
Muy diferente de la canaricultura, o bien "ornitofilia", si queremos ampliar el concepto al mantenimiento y cría de otras especies domésticas, como el periquito o los diferentes diamantes, es la caza, hasta hace años poco controlada, de pájaros silvestres para enjaularlos, y no digamos el expolio de nidos en la naturaleza: aquí entramos en un terreno reprobable que no tiene ningún futuro.
En la actualidad se trabaja para conseguir que algunas especies silvestres, como el jilguero o el verderón, ambos objeto del interés de muchos aficionados, formen poblaciones domésticas criadas en cautividad, de manera que pueda abandonarse su captura: en la mayoría de los países europeos son ya tan domésticos como el canario.
Más de cuarenta mil ejemplares de canarios han competido esta temporada en los dos Concursos Nacionales, celebrados en Talavera de la Reina y Don Benito respectivamente: ahora se celebra el Mundial, y también algunos certámenes de especial relevancia como el italiano de Reggia Emilia. ¡Cuántos miles de "miserables" según la opinión de los animalistas radicales!
Para abordar directamente el fondo de la cuestión lo importante no es la opinión de los extremistas del animalismo, sino la acogida que reciben por parte de algunas autoridades municipales, en manos podemitas o de quienes se apoyan en ellos, que, llenos de complejos, niegan locales públicos para los concursos y exposiciones de ornitofilia; no hace tatos años que el madrileño Círculo de Bellas artes acogía en su primera planta la primorosa exposición de la Asociación de Canaricultores Españoles, radicada en Madrid y segunda en antigüedad en España tras la Agrupación Ornitológica de Badalona, que es la pionera.
Este año la A.CE, "Medalla de oro del Circulo de Bellas artes" expulsada de su tradicional refugio del Centro Cultural de Arganzuela por la intolerancia de sus gestores, ha tenido que refugiarse en la localidad de "El Álamo", cercana a Navalcarnero, donde a partir del próximo viernes podrán mostrar sus ejemples, que con tanto mimo han cuidado hasta este momento. Enhorabuena por su entusiasmo, a ellos y a quienes los han acogido. Merece la pena dar una ojeada a la exposición y pasear por la bella población madrileña.
Pobres animales aquellos que son víctima de las incomprensiones y de la ignorancia.

articulo publicado en Libertad digital el 7/1/2019

lunes, 31 de diciembre de 2018

Resultados Concurso El Casar 15 & 16 Diciembre 2018



Individuales

Primero      Javier Lobato
Segundo     Javier Lobato
Tercero       Joaquin Perez da Silva
Cuarto        Javier Lobato
Quinto        Mateo Roda
Sexto          Javier Lobato
Septimo      Jose Moreno
Octavo        Alfonso Muñoz

Equipos

Primero      Antonio Perez Cobeña
Segundo     Antonio Perez Cobeña
Tercero       Jose Moreno Roldán
Cuarto        Barbara Lopez Palomar
Quinto        Pedro Lopez Dominguez
Sexto          Pedro Abajo Palomar
Septimo     Santiago Garrido Pozas
Octavo       Jose Moreno Roldán











Resultados Colmenar Viejo 2018 (celebrado el 23/12/2018)




Individual

Primero      Javier Lobato
Segundo     Javier Lobato
Tercero       Javier Lobato
Cuarto        Pedro Abajo
Quinto        Raul Fermosel

Equipos

Primero      Javier Lobato
Segundo     Ruben Pellicer
Tercero       Ruben Pellicer
Cuarto        Ruben Pellicer
Quinto       Joaquin Perez Da Silva

Mejor Pájaro

Javier Lobato

Mejor Criador

Ruben Pellicer