jueves, 25 de enero de 2018

La Plasticidad, la Cristalización y su relación con el método de educación en los timbrados



Se entiende por plasticidad a la variabilidad en el conjunto de giros que componen el repertorio de un ejemplar durante el proceso de aprendizaje.
Podemos afirmar que el canto de un ejemplar está cristalizado cuando el nivel de plasticidad neuronal es nulo, es decir cuando el repertorio del ejemplar ya está fijado en su conjunto. El grado de estereotipicidad del repertorio es variable entre los diferentes ejemplares destacándose la mayor valía de aquellos ejemplares que presentan mayor variabilidad en su ejecución distanciándose de repeticiones monótonas.



Es también un hecho conocido que en el proceso de maduración del canto el repertorio sufre variaciones en términos de longitud y estereotipicidad ya que cuando el celo hace acto de presencia, los ejemplares comienzan a recortar, a decantarse por los giros de mayor simplicidad y a repetir estrofas con insistencia.

Ya se ha apuntado en varias ocasiones que la correcta gestión de la luz, alimentación y frecuencia de los entrenamientos son factores que acercan o alejan la aparición del celo. De más está decir que la genética del ejemplar juega un papel fundamental por lo que debemos tomarla en cuenta dentro de los criterios de selección que se sigan. Sobran los ejemplos de noveles fogosos que a los cuatro o cinco meses cantan como adultos y a los ocho meses poco valen desde el punto de vista canoro.




Haciendo omisión de aquellos criadores que optan por no educar a sus ejemplares, las alternativas de aquellos que educan son tres: a) uso de maestros, b) uso de medios digitales y c) uso de un método combinado. El uso de maestros es el método más natural de aprendizaje para los canarios timbrados, los noveles aprenden más rápido y con mayor facilidad. El uso de medios digitales posee múltiples ventajas, pero les es artificial e introduce variables más complicadas como la compatibilidad del registro tonal, complejidad y estructura del material objetivo en comparación con la capacidad de un grupo de individuos diferentes entre sí. Aun cuando se haya obtenido cierto grado de homogeneidad en nuestro plantel como producto de utilizar la capacidad de aprendizaje como criterio de selección, la diversidad hará que el repertorio posea un nivel de dificultad diferente para cada ejemplar. Ahí ya es cuestión de iterar año tras año consistentemente para maximizar la homogeneidad genética y lograr un mayor número de ejemplares de calidad. En el método mixto (maestro más medio digital) el orden de los factores si altera el valor del producto, y cuando a un ejemplar se le presentan las dos opciones siempre se decantará por aquella que le es más natural, es decir la opción del maestro. Lo ideal es usar al maestro y cuando este no esté disponible por celo u otro imponderable emplear una grabación de su canto. Usar el medio digital primero y luego el maestro es muy peligroso si el nivel de plasticidad es alto como suele ser con aquellos ejemplares seleccionados por su capacidad de aprendizaje. Ahora bien, cada maestrillo con su librillo y los canarios de cada aficionado de su lado.

Cuando se usan medios digitales para la educación se hace necesario el uso del audio hasta concluida la temporada de concursos ya que algunos ejemplares, y me ha pasado varias veces, están en capacidad de aprender alguno que otro giro del entorno que usualmente es de escaso valor. Esto no significa que ocurra con la mayor parte de los ejemplares, más bien con pocos, pero usualmente son los que poseen mayor calidad y complejidad en su repertorio. Cuando se usan maestros, como observación empírica, el tiempo de cristalización del canto es mas reducido y por ende poco variable hasta la aparición del celo o la muda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario