viernes, 5 de septiembre de 2014

Consejos para un enjaule correcto (versión revisada y ampliada 2014)




Llego Octubre, época en la que es costumbre sacar a los jóvenes timbrados de las voladoras y enjaularlos para que terminen de cristalizar su canto. La excitación ronda en los aviarios y los criadores, noveles y expertos acrecientan su interés con particular ansiedad pasando cada vez más horas frente a sus ejemplares tratando de determinar la calidad de su trabajo. Escuchamos un floreo de particular complejidad y se nos acelera el corazón, queremos volverlo a escuchar, llamamos a un amigo canaricultor y le contamos, otros, usan la tecnología de los teléfonos inteligentes y envían el audio o el video de sus noveles a sus compañeros de afición esperando impresionarlos, y los que no están tan seguros de lo que escuchan, en el mejor de los casos esperan obtener retroalimentación. Tened mucho cuidado de no dormiros en los laureles con la incipiente ejecución puesto que un mal manejo puede dar al traste con todo el esfuerzo de un año.

La paciencia es sin duda el activo más preciado de cualquier canaricultor, debemos sobreponernos a nuestras ansias de tener a nuestros ejemplares alojados en sus jaulas de concurso y ejecutar los pasos gradualmente llevando al ejemplar de un repaso inteligible a la ejecución impecable de su repertorio. Es común cometer errores en esta etapa que pueden tener desenlaces desagradables que van desde la pérdida de parte del repertorio que el ejemplar ejecutaba en la voladera hasta una muda a destiempo o en el peor de los casos la muerte del ejemplar. Es frecuente escuchar entre los aficionados:

“Hacía de todo en la voladera, lo enjaulé y se quedó solo con lo básico o con las notas menos complejas”.

 En todo caso, el factor crítico a vencer es el stress, fenómeno al que se enfrenta el canario al ser “arrancado” de su zona de confort y confinarlo a un espacio muy reducido de una manera abrupta después de haber disfrutado “a sus anchas” en una voladera durante los primeros meses de vida.

 No hay manera de que esta etapa no sea traumática para el ejemplar, y lo que debemos hacer como criadores responsables es hacérsela lo menos estresante posible, a fin de lograr una pronta y efectiva adaptación a su nuevo “hábitat”. No podemos ni debemos saltarnos las etapas necesarias: enjaule, preparación para los concursos y concursos. Cada una de estas etapas requiere un tratamiento diferente por parte del criador.
Es importante destacar que es tan malo precipitarnos en enjaular como no hacerlo a su debido tiempo, el dejarlos más tiempo del necesario produce ejemplares de escaso repertorio que repiten incansablemente las mismas notas, que de paso suelen ser las más simples del material de aprendizaje. Por otro lado es necesario resaltar que el proceso de enjaule, a menos que tengamos restricciones de espacio u otra variable, es un proceso individual y es que nuestros canarios no maduran a la vez, como en el resto de los seres vivos, hay individuos precoces y otros que tardan un mayor tiempo en madurar.

Es por ello que no debe sorprendernos que un pichón nacido en Febrero puede no dar ningún indicio y estar repasando incipientemente y otra nacido a finales de Abril ya muestra un repertorio completo, ha mudado y nos pide que lo enjaulemos.

Por otro lado debemos estar muy conscientes que al enjaular provocamos una serie de cambios hormonales en el ejemplar al fomentar el desarrollo del instinto de territorialidad, el cual, para el joven canario, ahora se circunscribe a las reducidas dimensiones de la jaula de concurso. Este cambio hormonal, que acelera en la mayor parte de los casos la evolución normal de su repaso, posiblemente ocurrirá unos meses más adelante para aquellos ejemplares que viven en libertad en las montañas y valles de la macaronesia  

A continuación estructuro una serie de pautas que os recomiendo seguir al momento de enjaular.

Saber cuándo enjaular: en un artículo que escribí en Octubre de 2012 señalaba algunos elementos críticos para determinar si un ejemplar está listo o no para el enjaule, a saber:

 Plumaje: el pájaro debe haber completado su muda,  no deben presentarse   cañones en su plumaje que denoten que este proceso no ha sido completado.

 Actitud: debemos tener en cuenta el comportamiento del ave dentro de la voladera, un ejemplar con un comportamiento agresivo con sus congéneres o de acercamiento sexual es conveniente separarlo ya que su comportamiento altera el equilibrio en la voladera y su canto atropellado puede ser copiado por el resto de las aves. Separar el ejemplar no significa necesariamente enjaularlo y comenzar su preparación para los concursos, debemos evaluar otros factores.

 Canto: el repaso debe haber quedado atrás, la mayor parte de las notas deben ser inteligibles, aunque las atropelle y las reordene a su antojo, eso es perfectamente normal en esta etapa. 

2.- Enjaular por etapas: Yo utilizo un método de encerramiento paulatino principalmente porque me lo puedo permitir, y suelo hacerlo por etapas: primeramente muevo a los pichones a jaulas de 30 cm que son mucho más espaciosas que las de concurso, allá los tengo un par de semanas y de allí los muevo a jaulas de tipo valenciana en un mueble-escuela, esto me permite escuchar de manera individual a cada ave y además hacer que el proceso de acortamiento de espacio sea paulatino. Sólo aquellas aves que considero aptas para concursar son colocadas en las jaulas de concurso de dos  a tres semanas antes del evento. Idealmente si disponemos de muy pocos ejemplares en la voladera podemos usar los divisores de la voladera dejando que se vean los ejemplares, claro está que estamos limitados a tres o cuatro ejemplares por voladera.

Es altamente indispensable que los ejemplares recién enjaulados se vean entre si durante los primeros cinco a siete días. Una vez más, como el proceso de maduración es individual puede que entre nuestros canarios recién separados haya alguno que exhiba un celo subido o muestras fehacientes de territorialidad, en estos casos ya podemos dejar al ejemplar en su jaula sin que vea a ninguno de sus compañeros.



3.- Vigilar la reacción del ejemplar a diario: En los primeros días el canario lucirá en la mayor parte de los casos nervioso y se golpeará contra la jaula al acercarnos. Esa actitud debe evolucionar hacia una de mayor sosiego a medida que pasan los días. Es normal que el canario cante con menor frecuencia durante los primeros días de enjaule, posteriormente esto cambiará si todo ha ido bien. Es fundamental que el canario se acostumbre a nuestra presencia y para ello deberemos movernos con movimientos suaves al aproximarnos a la jaula.



4.- Examinar la jaula a diario:     Debe volverse una norma el examinar el fondo de la bandeja en busca de plumas y observar además la consistencia de las heces. Si el número de plumas es alto, examinaremos al ejemplar y de notar que al tomarlo pierde más plumas lo retornaremos a la voladera con la esperanza que no realice una muda fuera de ciclo que lo inutilice para los concursos. La inspección visual de heces es una valiosa herramienta para determinar la salud de ejemplar.





5.- Suministro vitamínico y refuerzo:     Al ser enjaulado, el canario se estresa y reduce su ingesta producto del stress, es conveniente reforzar su alimentación con pastón. En particular yo uso una mezcla de germen de trigo, salvado de avena, pastón y brocolí a diario.









6.- El camino a la cristalización del canto:   Una vez enjaulado el canario acelera su evolución desde el repaso hasta el cierre o cristalización del canto. Debemos escucharlo todos los días con la finalidad de monitorizar su progreso y detectar faltas o defectos. Si estáis educando debéis dejar que el canario escuche el material de aprendizaje a diario. Es muy importante no encerrar a los pájaros en las maletas ni sacarlos sobre la mesa como si los estuviésemos preparando para el concurso. Esto debe solo hacerse cuando el canto esté cristalizado.

4 comentarios:

  1. Compañero.Ernesto.

    Después de casi dos meses si aparecer por estos lugares, me encuentro con este formidable artículo.

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. gracias Don Ernesto Ramos demasiado bueno tus explicaciones...

    ResponderEliminar
  3. Excelentes datos .....
    Muchas Gracias por Todo tu Conocimiento.....

    ResponderEliminar