miércoles, 9 de mayo de 2018

Prolapso Cloacal en Canarios

Foto Dra Melissa Orr

El prolapso de la cloaca consiste en la exposición de una parte de la mucosa del oviducto a través de la cloaca. El tejido suele presentar hinchazón y enrojecimiento.

Síntomas: presencia de tejido (mucosa) prolapsado a través de la cloaca, tenesmo, plumas peri-cloacales manchadas con materia fecal, posible sangrado por la cloaca. 

Estos síntomas posiblemente acompañados de mucho dolor del ejemplar. Dependiendo de la extensión del prolapso, éste se puede categorizar en prolapso cloacal, uterino u oviductal.

Etiología


Trastornos en la ovoposición: en la mayoría de las ocasiones el prolapso de la cloaca es una consecuencia de un trastorno en la ovoposición, en concreto del esfuerzo muscular empleado para expulsar un huevo retenido. El prolapso puede surgir antes, durante o después de la ovoposición, originado por la presencia de huevos defectuosos u anómalos (en forma o composición de la cáscara) o mal posicionados en conjunción con la presencia músculos debilitados como consecuencia de carencias nutricionales, usualmente de hipocalcemia. Los huevos con anomalías calcáreas pueden adherirse a la mucosa del oviducto y generar el trastorno de retención de huevo siendo los continuos esfuerzos del ejemplar los causantes del prolapso del oviducto.


La ovoposición es un proceso que genera altas demandas desde el punto de vista metabólico en el organismo del canario. Estas demandas metabólicas generan ingestas inusuales de calcio, proteínas, grasas, selenio, sodio y vitaminas AD3E. Esto explica la importancia crítica de una preparación general de las hembras durante todas las épocas del año y un proceso de preparación enfocado (unos dos meses antes del inicio de la cría) al aseguramiento que no haya carencia de vitaminas esenciales como las del grupo AD3E, así como evitar carencias de calcio y fósforo que entre otras funciones son responsables de la tonicidad muscular esencial en el proceso de puesta. El rol de la vitamina A para efectos de la ovoposición está correlacionado con la secreción de mucosa, su deficiencia puede ocasionar la adherencia del huevo al útero u otra sección del oviducto. La retención del huevo no solamente genera enormes esfuerzos musculares, sino que también dependiendo del lugar de obstrucción generar una falla renal o una obstrucción uretral que desemboque en una falla sistémica.

El cuadro del prolapso pudiera agravarse si el ave, como producto del dolor o las molestias lesiona el tejido expuesto con el pico produciendo laceraciones que pueden derivar en daños irreversibles al mismo. Asimismo, una exposición al aire del tejido prolapsado eleva las probabilidades de que se genere una infección, es por ello que se hace particular énfasis en una rápida actuación por parte del criador.

Protocolo de Actuación: la presencia de un prolapso de cloaca no es una buena noticia y una prognosis positiva dependerá en gran medida de la pronta ejecución de las acciones correctas. En el escenario más optimista de lograr la reversión del proceso, el ave deberá ser descartada para la reproducción por el resto de la temporada. Se recomienda la intervención de un veterinario especialista en avicultura menor, entendiendo la dificultad en muchas ocasiones de acceder a uno con la inmediatez requerida, se enumeran los pasos para revertir el proceso:

1.- Aislamiento del ejemplar en una jaula tipo enfermería en la cual pueda recibir calor (mantener temperatura entre 28 y 30°C y la humedad en un 60%) y los cuidados necesarios.

2.- Limpieza y mantenimiento de la humedad del tejido prolapsado mediante una solución salina y desinfectante (por ejemplo, Betadine). Debe evitarse la resequedad del tejido, manteniéndolo húmedo, ya que existe un algo riesgo de laceraciones y posterior necrosis.

3.- Reintroducción del tejido prolapsado mediante el uso de un hisopo esterilizado con la ayuda de un lubricante (evitar el uso de aceite mineral o vaselina), se debe previamente extraer el huevo de estar presente. Una vez reintroducido se debe mantener el dedo (usando guantes de latex) por espacio de un minuto con el fin de evitar que el proceso se repita, en caso de reincidencia repetir el proceso, si el prolapso se vuelve recurrente se debe recurrir a un veterinario.

4.- Suministro de un antibiótico de amplio espectro como la enrofloxacina por espacio de cinco días para complementar el tratamiento y evitar una infección bacteriana.

Otras publicaciones sobre temas similares de Timbrados Panamá:



Nota limitativa de responsabilidad: es siempre recomendable la consulta a un veterinario o especialista en avicultura menor para obtener información precisa sobre la actuación en casos de emergencia o ante la presencia de enfermedades. Yo no soy veterinario, escribo sobre las enfermedades de las aves y en particular de los canarios como un aficionado con mucha experiencia en la cría con la finalidad de orientar a los aficionados y en especial a los noveles. 



2 comentarios:

  1. excelente aporte amigo ernesto, muy acertada la acotacion que haces a los criadores, cuando existe prolapso cloacal estamos ante una urgencia, y si no contamos con la ayuda de un veterinario deben actuar de manera inmediata para que no se comprometa aun mas la vida del animal,yo en particular aconsejo y es el lubricante que uso, la sabila ya que posee acciones antiinflamatoria, antibiótica, desintoxicante, rehidratante y cicatrizante, se usa a razon de 300 gr de cristales licuados y refrigerados lo que genera una crema blanca-transparente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Hector, tu aporte como veterinario es muy valioso, muy buenos comentarios

      Eliminar