viernes, 10 de marzo de 2017

Cruces y Registros Tonales por Francisco Aroca Monteliu

Voy a dar mi opinión personal sobre la combinación de registros o tonos de voces distintos para equilibrar las voces en nuestros ejemplares y para que no sean ejemplares demasiado estridentes. En el caso que por sus cruces genéticos, según cuales, se puedan ir a un tono de voz más hueca o más grave de lo normal. Como bien sabrán si se trabajan, tanto ejemplares hembras, porque, como bien sabemos, podemos tener una intuición del tono de voz de estas hembras por sus hermanos. Igual que las muchas facultades canoras de ellas, en un macho, al cantar, como bien sabemos todos, podemos saber su tono de voz como todas las facultades canoras que tenga y si tienen, tanto hembra como macho, un tono de voz demasiado metálico, los hijos de estos ejemplares de este tono de voz demasiado metálica, serán los mismos, genéticamente que sus padres. 

Todo es por herencia genética, padres rápidos, hijos de canto rápido, hijos con una buena dicción y lentitud serán hijos de estas mismas cualidades. Sabemos demasiado bien todos los aficionados que los ejemplares muy rápidos pasan a ser estridentes y pierden, por lo tanto, su calidad de dicción o lentitud, el tener un canto modulado, el enlazar sus notas con mayor rapidez rayando la estridencia y, por lo tanto, no son tan armónicos y musicales. Sé que hay, siendo los menos, por algún aficionado y juez hay, que les gusta que tengan estas características para el canto y con un tono de voz alto.

Por descontado hay que respetar el gusto de los demás, aunque yo no comparta ese gusto, ya que, para mí, personalmente no es la definición de un buen ejemplar de canto, ya que, quiero que tengan una voz metálica nítida y clara, eso es una cosa, pero que rayen la estridencia es otra cosa muy diferente. Existe lo que yo llamo ejemplares metálicos con dicción o lentitud, pues en su cruce aún queda algo del canto malinois y que quede claro que, en el canto malinois, existen tonos de voz más metálica y con tono de voz algo más grave o hueca. Por lo tanto, estos ejemplares de canto timbrado español a los que yo denomino metálicos con dicción y lentitud son porque tienen la voz metálica algo más nítida o clara. Por su cruce genético también son más musicales, modulan o enlazan mejor sus notas y, a su vez, son más armónicos y nada que comparar con los muy metálicos que se vayan a la estridencia. Yo hago siempre cruces buscando ejemplares metálicos con dicción con ejemplares semi-metálico o semi-hueco buscando hembras que sus hermanos sean de un tono de voz de uno tanto como del otro para intentar buscar el equilibrio de las voces. Al cruzar un metálico con dicción con un semi-metálico o semi-hueco, por estos cruces realizados de tonos de voces distintos (metálicos con dicción con semi-metálico o semi-huecos) pues siempre hay que buscar el equilibrio que es en donde está la armonía. Por descontado, a mi personalmente, como he dicho en escritos anteriores, los que me gustan son los semi-metálicos o semi-huecos porque son los que en la vocal i, en las notas agudas, las hacen en tono medio y nunca estridentes y en las vocales o u a, los tonos de las notas, con registros más graves. Esto es lo que para mí, personalmente, le llamo un fuera de serie para el canto y, como siempre digo, respeto a todos aquellos aficionados que opinen o piensen diferente. Si este cruce genético y, por su herencia genética del metálico con dicción o semi-metálico o semi-hueco sale algún ejemplar con un registro de tono de voz algo más hueco de lo normal, pero es un gran ejemplar con un gran potencial genético para el canto por su gran dicción y lentitud, por su gran modulación, enlazar bien sus notas y armónico, musical y con una gran capacidad de aprendizaje, se utilizará como progenitor, porque, los buenos progenitores, que es lo que debemos que buscar los buenos aficionados que exigimos lo mejor para nuestros cruces genéticos. A este ejemplar de gran calidad pero más hueco de lo normal, se le busca un hembra que su hermano sea un buen metálico con dicción y se compensa al cruzar y, por lo tanto, se compensa y equilibra, en cuanto al tono de voz para conseguir el que exigimos para nuestro gusto. Así de sencillas son las cosas si sabemos bien lo que hay que hacer. He visto y oído que las razas de canto silvestres o de campo, con gran variedad de ellas también tiene ejemplares más rápidos y, por lo tanto, estridentes y otros que tienen más dicción, lentos y con mayor capacidad de aprendizaje y con voces más bonitas. Como en todo, es siempre debido a sus cruces genéticos y, en este caso, los que están libertad, la pareja que elija cada cual tendrá, por su herencia genética, unas virtudes para el canto u otras.

Los aficionados sí que podemos y, tenemos en nuestras manos, con nuestros serinus o canarios, elegir por herencia genética los ejemplares más aptos para el canto y exigir los que más nos gusten y tengan mejor dicción, lentitud, unos tonos de voz bonitos, mejor musicalidad, modulación, armonía y enlazar sus notas con mayor calidad musical. Sepan ustedes que con las tres razas que hay en el de serinus o canarios a lo largo de todos estos años de afición, gracias a Dios, he visto tanto en el canto roller, como en el malinois y, también, en el canto timbrado español que si no se trabajan los tonos de voz buscando el equilibrio de estas voces de los progenitores de los ejemplares de canto, tienen siempre tendencia a subir su tono de voz y, por lo tanto, ser más estridentes y más rápidos en la emisión de sus notas perdiendo calidad musical. Otra vez más sin el equilibrio no existe la armonía (como en la vida misma).

Que Dios Padre y Dios Hijo nos Bendigan a todos. Un saludo muy cordial para todos los aficionados y amigos de Francisco Aroca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario